PREGÓN DE LAS FIESTAS DE LA GUANCHA AÑO 2003 – Por Isidoro Sánchez García (Segunda Parte)

Siguiendo con la historia municipal destacaremos que a finales del siglo XIX la economía de La Guancha se centraba en las cosechas de papas, cereales y vinos, pero las condiciones del mercado insular no eran favorables. Encima tenían impuestos puerto franquistas y precios competitivos por culpa de importaciones de harinas y cereales, así que la situación no era nada boyante y siguió la emigración. La mayoría de la población rural eran jornaleros, mas del 64 % de la clase agraria, mientras que los propietarios eran el 21 %, y el resto, arrendatarios.
Llegó la desamortización derivada de la reforma liberal del ministro
Madoz, de la reina Isabel II, y el municipio vendió gran parte de sus bienes comunales que pasó a manos privadas hasta el punto que La Guancha fue el 2º municipio de Canarias que más terreno forestal vendió en esta etapa desamortizadora.

mirador-topete-fc
Tal como le habrán contado anteriores pregoneros de esta fiesta de la cosecha, las primeras décadas el siglo
XX fueron también tiempos de emigración y la gente se marchó a Cuba, a las provincias centrales y de oriente, hasta el punto que en el pueblo no había chicos mayores de 14 años. A partir de 1920 se produce una inflexión en el desarrollo socioeconómico del municipio en las áreas de sanidad y educación. Se crea una escuela mixta, se entuban las aguas del abasto publico y aparece la banda de música en el año 1925, con el nombre de La Esperanza. Casualidades de la vida me permiten contemplar hace unos días una foto de la época colgada en un bar del entorno del ayuntamiento. Estaban los chicos músicos y el fundador, que era un cura de La Orotava, don Domingo Hernández, paisano y vecino.

Retornan algunos indianos y se altera la estructura de la propiedad agraria. Las remesas procedentes de la emigración se invierten en el campo y aparece la compra de parcelas pequeñas que conforman la actual estructura de la propiedad agraria del municipio. la actividad económica principal sigue siendo la agricultura que se vio beneficiada por el alumbramiento de aguas subterráneas mediante galerías, donde destacarían más tarde las de El Pinalete y Vergara, pese al flúor, y por el auge del plátano, el tomate y de las papas así como por la apertura de nueva carreteras. Surge el casino Unión y Fraternidad como reflejo de la sensibilidad cultural de los guancheros. La guerra civil obliga a una nueva emigración y el envío de ahorros de entonces sirve para compensar la crisis de la posguerra. Una buena prueba de ello la encontramos en algunas obras civiles y religiosas del municipio, como la plaza de Venezuela y la iglesia de El Coromoto, entre otras. Hoy día viven en La Guancha más de 5.000 ciudadanos y aunque las principales actividades son la agricultura y los servicios, se resisten a perder sus vínculos con el pasado; de hecho las ferias y los talleres artesanales están presentes en la vida del pueblo.


Recordarán que Canarias está en la Europa comunitaria desde 1986, con un modelo de integración que afectó a la agricultura y se cambió en 1991, apareciendo el programa P
oseican; diez años después, en 2001, se reforma para proteger las producciones locales de papas y ganadería, mientras que los plátanos conocen de vicisitudes como la OCM y la reforma de la PAC junto a otros productos agrarios pero que gracias a la dimensión ultra periférica de canarias verán amortiguados los efectos de la anunciada liberalización de los mercados internacionales.

Ahora voy a referirme de manera específica a los jóvenes agricultores. Ya en el año 2000, el Parlamento Europeo trató en un informe de la situación y las perspectivas de los jóvenes agricultores en la UE, por entender que son una parte esencial del futuro de la agricultura, de la vida social de los pueblos y de las comunidades rurales. Propuso el ponente del informe una serie de medidas en función de unos hechos contrastados, en los que la agricultura está en reestructuración continua, así como una filosofía política orientada a reconocer que los jóvenes agricultores están llamados a desempeñar una función vital por cuanto representan un enorme potencial para el futuro del sector agrícola y para el desarrollo rural. De hecho las acciones propuestas a ejecutar por la UE, en colaboración con los estados miembros, creen que son válidas para nuestra gente y las resumo así:

-Aumento de las subvenciones para la primera explotación -primas de inversión suplementarias. 

-Modificación del régimen de incentivos a la jubilación anticipada -supresión de los obstáculos fiscales y jurídicos -desarrollo de la enseñanza y la formación especializadas

-Información apropiada (creación de bases de datos, uso de la informática y de Internet, mayor contacto con los sistemas integrados de producción y mercadeo)


-Desarrollo de actividades complementarias (turismo rural,
senderismo, artesanía, etc.)

-Demanda de un mayor desarrollo de los servicios privados y públicos en todas las zonas amenazadas de desertización humana, con el fin de conservar la vida social y el acceso de los agricultores a estos servicios.

Quiero terminar dándole mi más cordial felicitación a todo el pueblo de La Guancha y de manera particular a las candidatas a reina por esta fiesta de la cosecha. Que se diviertan y no pierdan el optimismo ni la esperanza de un mundo mejor. Hay que animarse con el arte y la poesía, con el trabajo y la música, con el turismo y la agricultura. Estoy seguro que la juventud de este pueblo es capaz de muchas cosas sobre todo de vivir reconociendo el valor estratégico que tiene el campo, el bosque, el mar, así como la calidad de vida de La Guancha que ya quisieran para si muchos de los que viven en las ciudades o en las grandes capitales. Saber vivir y saber divertirse, además de una buena cosecha, es lo que le pediría esta noche a la virgen para que nos ayude en este comienzo de siglo revuelto que acabamos de iniciar. También que ilumine al nuevo equipo de gobierno en aras del interés general del municipio.
Las toninas que se acercan hasta la costa de La
Guancha son unos indicadores muy positivos de la calidad de vida que se respira aquí. Estoy seguro que mañana saltarán de alegría frente a la playa de Santo Domingo y frente a la cueva del Viento para celebrar también esta fiesta. Porque cuando hay buena planta y buena simiente, y Vds. lo saben, hay garantía de buena cosecha, si la naturaleza se porta bien. Esta noche lo estamos comprobando en este municipio donde las mujeres y el agua dan nombre a La Guancha. Ya me lo habían enseñado en la escuela forestal: “si plantas hoy, mañana tendrás fruto. Si no plantas, no tendrás nada.” Termino pidiéndole a la virgen que revitalice el sector del turismo y dinamice el mundo rural, y que ilumine al nuevo gobierno municipal para que pueda recoger una fructífera cosecha en los próximos años. Muchas gracias y buenas noches

ISIDORO SÁNCHEZ GARCÍA (Eurodiputado por Coalición Canaria)

isidoro sanchez garcia

(Curriculum: http://www.catpe.es/author/isidoro/)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Guancha. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s