NUESTRAS ORQUESTAS DE BAILE: LA COIMBRA

Dice una conocida frase, muy usada en el mundo musical, que “los viejos rokeros nunca mueren, y también dice un refrán muy popular que: “donde hubo siempre queda”. Tanto en una como en el otro se esconde la realidad de las personas, que un buen día se dedicaron a alguna actividad –en este caso la música- y aunque por circunstancias de la vida lo tuvieron que dejar, no pueden negar lo que fueron, son y siguen siendo: músicos.

La noche del 18 de enero de 2003 será recordada en este pueblo por ser el día en que un grupo de “viejos rokeros” dicho con todo el cariño del mundo- pusieron notas a una ilusión alentada desde el viejo Casino guanchero, y evocaron en un par de horas un pasado–quizás mejor o no-, a son de viejas músicas de baile que animaron tantos buenos ratos de verbena con sabor a fiesta.

Un salón de actos repleto de nostálgicos y curiosos fue el colofón de unos meses de muchos ensayos, de despolvar y repasar la vieja partitura, de recordar ritmos ya guardados, de ilusiones y nervios por parte de unos músicos –que aunque siempre lo han sido- tenían que volver a subirse a un escenario veinte años después de su separación en 1984 para hacer bailar a los guancheros que aún les recordaban…y cuanto!!!

Desde este periódico local, y de parte en especial de los que suscribimos el artículo, queremos rendir un humilde reconocimiento a toda una vida dedicada a plasmar sueños en realidades, a tantas horas de sacrificio –con gusto, porque “sarna con gusto no pica”- y a la iniciativa de querer “volver”.

Ha sido todo un mérito, máxime cuando hoy, muchos de los músicos de la Orquesta Coimbra, que peinan canas y con algún kilito de más, se ocupan del día a día, de los oficios y beneficios que tienen que buscar para sus hogares y familias. Ayer era distinto.

Gracias por regalarnos una noche sencillamente “mágica”.

coimbra

ORIGEN.-

La Orquesta Coimbra nació en La Guancha en el año 1964. Sus fundadores fueron componentes de la Banda de Música “La Esperanza”, que un buen día decidieron montar una orquesta de baile de verbena. Siempre les había llamado la atención ver como por ocasiones especiales, como eran los carnavales, venían orquestas de fuera a tocar a este municipio y llevarse su dinerito. Se pusieron manos a la obra y con muchas horas de ensayo y gran entusiasmo empezaron a dar fruto las más variadas canciones de la época, repasadas, una y ora vez, para que sonaran a verbena. Su primera actuación fue el 25 de abril de 1964 en el antiguo Casino de La Guancha, más conocido como la casa del recordado Pancho López.

Fundadores y componentes.-

Los fundadores, o los primeros componentes de la orquesta, fueron siete guancheros de pura cepa: Jesús Salvador Herrera Rodríguez –Canario– (órgano y cantante primera voz), Felipe Falcón Luis (saxo alto y segunda voz), Emilio León Hernández –Mime– (saxo tenor), Jorge Felipe Rivero (trompeta), Felipe Velázquez Rodríguez (guitarra), Teodoro González Barrios (bajo) y Antonio Mesa León (percusión).

Con el paso de los años y las actuaciones, se fueron incorporando a la orquesta tros otros muchos guancheros debido a diferentes circunstancias como fueron la entrada en la mili, incompatibilidades con los trabajos, etc. Así, formaron parte de la “Coimbra” los siguientes músicos: Amelio Rivero Álvarez (trompeta), Damián Socas (órgano), Anatael Mesa Quintero (trompeta), Gervasio, Carmelo y Ramón Hernández (percusion).

De todos ellos, merece una mención especial, Felipe Velásquez, que nos dejó ya hace unos años, siendo aún una persona joven para su edad, y que en todo momento demostró sobradamente su gran cariño a la música y a su Banda, destacando especialmente como hombre voluntarioso que apoyó y ayudó en muchas actividades sociales del pueblo.

ORQUESTA COIMBRA LA GUANCHA

Actuaciones.-

Aparte de las primeras actuaciones en La Guancha y en otras localidades de Tenerife, tuvieron varias verbenas en las islas de La Gomera y Lanzarote. Como otras muchas orquestas de baile de la época fueron invitados para tocar en hoteles, pues corrían los tiempos del boom turístico del Puerto de la Cruz. Durante siete años estuvieron, noche tras noche, en el Hotel “Lido San Telmo” del Puerto. También destacan sus actuaciones en el Hotel “Hill Las Vegas”, en el Hotel “Puerto Playa” y en el “Bellavista”. También actuaron en el popular Hotel “La Romántica”, en sus fiestas canarias, Otras actuaciones importantes fueron en la Rueda y en la Plaza de toros de la ciudad turística portuense. Y si bien era verdad que suponía para muchos de ellos un sacrificio importante combinar trabajos con música, no menos cierto es que la oportunidad y los beneficios que se les brindaban no eran para despreciar.

orquesta coimbra la guancha (2)

Medios de comunicación.-

Al igual que otras agrupaciones y acontecimientos culturales y festivos que aparecían en la prensa de la época supieron aprovechar las ocasiones que se les brindaron acudiendo a grabar, por ejemplo, en Radio Sur una actuación.

Anécdotas.-

Como en todo colectivo siempre se dan anécdotas que se recuerdan por su jocosidad. Una de ellas tuvo lugar en Armeñime, allá por el Sur de esta Isla, cuando acudiendo a cenar invitados por la Comisión de fiestas, se intoxicaron con la ingesta de un pollo en mal estado, que afortunadamente no acabó en nada grave, y para bien de la Comisión fue después de la actuación. En otra ocasión , en el barrio adejero de Taucho, fueron a actuar y se encontraron en la plaza con mucha niebla. Tan espesa era que impedía ver nada. Al ver algunos de sus componentes que, después de unas piezas, ya no quedaba nadie en la plaza decidieron tocar la ultima canción para despedir y recoger los instrumentos, cuando desde la misma se acercaban al escenario la gente con cara de desconsolado al ver que ellos daban el baile por terminado antes de tiempo.

Otra anécdota curiosa les ocurrió en Puerto Santiago. En esta ocasión coincidieron con la embarcación de la Virgen del Carmen en una tarde con el mar bastante movido, tanto que el cura preso de miedo y agarrado a la barca les pidió a los miembros de la orquesta que tocaran música alegrita, para ver si aquello se pasaba mejor.

Guancha_orquesta_coimbra actual

Un merecido homenaje.-

Con motivo de la celebración del Baile del socio, que casualmente coincidió este año con la celebración de la festividad del XVIII de Enero, el Centro Cultural “Unión y Fraternidad” –nuestro querido Casino-, varios miembros de la entusiasta directiva decidieron proponer la idea de juntarlos para volver a tocar ese día. Se pusieron así en contacto con algunos miembros de la orquesta que vieron con buenos ojos la idea. De mutuo acuerdo, y con varios meses de antelación, y ensayando dos veces a la semana, prepararon un pequeño repertorio que interpretarían esa noche. Así se hizo. Buscaron un local para ensayar y pidieron equipo de sonido al amigo Torres para comenzar los ensayos. Con gran esfuerzo y sacrificio, quitaron horas al descanso y al sueño. Por lo que se sabe brotaron los recuerdos y fluyó la memoria de otros tiempos, de anécdotas, de risas entre algún desafino. Con ganas limpiaron boquillas y sacaron brillo a las notas que un día quedaron guardadas en un baúl. A la ausencia del recordado Felipe Velázquez se sumó la presencia de Anatael Mesa –ex-director de la Banda local-

llegado el día, y previa una campaña de publicada con la edición de antiguos carteles y fotos de los componentes, que estuvieron durante algunas semanas en comercios de todo el pueblo y fuera de él, el casino se puso a reventar. Se recordaba y añoraba las antiguas concurrencias al mismo por bailes y otras celebraciones.

Abrió la actuación el grupo “Kimbara” de este mismo municipio. Seguidamente subieron al escenario Teodoro, Felipe, Canario, Cuco, Anatael, e interpretaron su repertorio, que debido a la insistencia del público tuvieron que volver a interpretar en un segundo pase.

el acto fue presentado por el maestro Esteban Quintero y este dio paso a la entrega de algunos detalles de recuerdo y agradecimiento por parte del Casino a la orquesta.

Ese día se dieron cita las generaciones de los 60, 70 y 80 de La Guancha, en la que la musica de verbena, y en especial la de la orquesta Coimbra, llenó muchas noches de diversión en este pueblo. También acudieron los familiares de los músicos, y todos aquellos nostálgicos, con unos cuantos kilitos de más y alguna que otra cana que peinar.

Un ratito bonito en la historia de este pueblo, que es digno de agradecer y guardar en un rinconcito especial del corazón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Guancha y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s