La glicinia de la calle Los Hornos de La Guancha

la guanchaGlicinia, Glicina o flor de la pluma, así se llama esta hermosa enredadera que se puede ver estos días en la calle Los Hornos de La Guancha. Recuerdo la que había en la esquina de la casa de Doña Lala, en La Asomada, que ascendía por la pared con un tronco deforme y robusto y que, cuando llegaba abril, cubría el suelo con una hermosa alfombra lila.

Con los cables de la foto no se puede hacer nada, salvo pasarlos por el Photoshop. El cableado es una de las asignaturas pendientes en este y en tantos pueblos de la Isla, elementos que afean las fachadas y que apenas se les da importancia por parte de autoridades y demás. Para ellos eso no es un problema destacable y sin embargo su canalización por tierra daría otro aspecto completamente distinto a los pueblos.
Con la fortaleza de esta glicinia y ese colorido tan particular valdría la pena vivir los cien años que dicen llega a durar y hasta más. Cada noche intento teñir mis sueños de algún color que me ayude a encontrar la paz. Esta noche intentaré teñirlos de ese malva profundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin clasificar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s